reparacion de hornos industriales

Los hornos de cualquier tipo, ya sean de ladrillo refractario o de paredes metálicas aisladas con manta cerámica, necesitan resistencias eléctricas para elevar la temperatura de la cámara.

Para temperaturas de hasta 1250ºC se emplean resistencias Kanthal.

Este tipo de resistencias pueden ir soportadas mediante tubos de alúmina tabular o o insertadas en ranuras de ladrillo refractario.

Para temperaturas más bajas de hasta 500ºC se emplean resistencias eléctricas blindadas

 

Los hornos necesitan resistencias eléctricas que permitan elevar la temperatura de la cámara

 

Las resistencias de hilo resistivo Kanthal son aleaciones metálicas diseñadas especialmente para ser usadas como resistencias eléctricas debido a sus propiedades físico-químicas. Como todas las aleaciones metálicas sometidas a stress térmico, el hilo resistivo sufrirá un envejecimiento con el paso del tiempo hasta deteriorarse.

 

Con este tipo de resistencias, la flexibilidad y utilidad del horno aumenta, ya que el rango de temperatura de utilización es de 500ºC a 1250ºC.

 

Este tipo de resistencias eléctricas se pueden utilizar con cualquier tipo de tensión y montaje y es de vital importancia que la resistencia esté bien calculada para la aplicación y la temperatura de cada proceso.

 

Tipos de resistencias eléctricas para hornos

 

Como ya hemos citado anteriormente, las resistencias eléctricas para hornos se dividen en dos grandes grupos:

 

 

Todas ellas aportan la energía requerida a las piezas o cuerpos que se hallan en el interior de la cámara del horno. Las primeras se pueden utilizar hasta temperaturas de 500ºC y el uso de las segundas está aconsejado para rangos de temperaturas entre 500ºC y 1250ºC.

 

Existen diversas formas de transmisión de calor. Según dónde se ubiquen las resistencias, los hornos pueden ser de calefacción por la parte inferior, superior o lateral o una combinación de las 3 modalidades.

 

También, el calentamiento de piezas o cuerpos mediante resistencias eléctricas puede ser por radiación, convección, conducción o una combinación de las tres.

 

Los hornos de convección de aire consiguen temperaturas homogéneas en todo su interior ya que anulan el efecto de calentamiento por radiación. Una turbina de aire es la encargada de recircular el aire y captar el calor cedido por las resistencias blindadas.

 

Formulario de contacto







    He leido y acepto la Política de privacidad

    JULIO MARTINEZ NAYA S.A.

     

    Calle Islas Baleares 46-A
    Polígono industrial Fuente del Jarro (1ª fase)
    46988 Paterna – Valencia – España

     

    Tel. (+34) 961 323 363