Resistencias eléctricas para autoclaves

 

Un autoclave es básicamente un recipiente en donde se esterilizan elementos utilizando vapor de agua.

 

Este recipiente es metálico y puede resistir altas temperaturas y presiones a las que el agua contenida en su interior es sometida.

 

La presión ejercida sobre el agua logra calentarla por encima de su punto de ebullición.

 

El vapor de agua a esta temperatura logra destruir los microorganismos con el fin de permitir la conservación de alimentos, medicamentos, madera y demás productos que se desee conservar.

 

A diferencia del autoclave normal, el autoclave industrial se utiliza para cocer materiales en diversos procesos industriales.

 

Los productos son elevados de temperatura por encima del punto de ebullición del agua.

autoclave industrial

 

Las resistencias eléctricas para autoclaves son resistencias de inmersión capaces de soportar temperaturas superiores a 100ºC y altas presiones.

 

Existen multitud de referencias y potencias y el material del blindaje se elige dependiendo del uso que se le de al autoclave.

Resistencia con brida o racord normalizado

Aplicaciones del autoclave industrial

 

En la industria alimentaria, por ejemplo, se utiliza el autoclave industrial para esterilizar conservas.

 

En la industria de los neumáticos el autoclave industrial es utilizado para los procesos de vulcanizado de las llantas.

 

En la industria de la construcción se utiliza para tratar las maderas utilizadas en exteriores con la finalidad de eliminar los microorganismos que pudiera dañarla y aumentar su vida útil.

Formulario de contacto







    He leido y acepto la Política de privacidad

    JULIO MARTINEZ NAYA S.A.

     

    Calle Islas Baleares 46-A
    Polígono industrial Fuente del Jarro (1ª fase)
    46988 Paterna – Valencia – España

     

    Tel. (+34) 961 323 363